CONÓZCANOS

La estructura de educación para la ciudadanía y la convivencia de la SED, pone en relación las capacidades esenciales, los aprendizajes ciudadanos ordenados por áreas temáticas, un modelo pedagógico fundamentado en la pedagogía crítica y un método pedagógico –Reflexión, acción, participación- que posibilita su puesta en marcha en las comunidades educativas.

En este sentido se ha apropiado la flor como metáfora  del proceso de educación para la ciudadanía y la convivencia dinámicas, comprometidas y construidas colectivamente. Desde esta metáfora las capacidades esenciales se representan en el núcleo de la flor, desde el que emergen las áreas temáticas como pétalos, flor que es sostenida y alimentada a través de su tallo, por donde fluye la mediación pedagógica que hace posible su crecimiento, el florecimiento de los y las ciudadanas.