Novedades

A través del Decreto 546 del 17 de diciembre de 2015 la Alcaldía Mayor de Bogotá adoptó como políticas educativas 6 de sus programas estratégicos, los cuales fueron reconocidos recientemente por la UNESCO gracias a sus aportes en la calidad educativa del Distrito.


Los programas estratégicos que integran la nueva política educativa del Distrito son: Jornada Completa: currículo para la excelencia académica de la formación integral; Ciclo de Educación Inicial (prejardín, jardín y transición) en los establecimientos educativos distritales; Educación Media Fortalecida y Grado 12 Optativo; Aplicación de las Pruebas SER en Ciudadanía y Convivencia, Artes y Bienestar Físico en los grados 5º y 9º; Educación para la Ciudadanía y la Convivencia (ECC) y Proceso de participación de docentes y directivos docentes en programas de formación permanente y posgradual.

De acuerdo con Sandra León, coordinadora de la estrategia Planes Integrales de la Educación para la Ciudadanía y la Convivencia de la Secretaría de Educación, “uno de los elementos más importantes de esta política es que se elaboró a través de un proceso de construcción conjunta con facilitadores y facilitadoras, de manera que las apuestas que hace 4 años eran ideas lograron legitimarse, cimentarse y trascender a una norma que recoge los aprendizajes y las experiencias vividas por las comunidades educativas”.

Entre los aspectos más novedosos de estas políticas educativas es que se sustentan en el enfoque de desarrollo humano, las pedagogías críticas, el enfoque de derechos entre otros referentes conceptuales que impulsan procesos educativos centrados en desarrollar y fortalecer capacidades ciudadanas esenciales de las personas. En este sentido, la Educación para la Ciudadanía y la Convivencia consolidó el método pedagógico Reflexión Acción Participación (RAP), que orienta la integración curricular de la ciudadanía, el empoderamiento y movilización de actores y la construcción de la convivencia y entornos seguros en el marco de un Plan Integral de Educación para la Ciudadanía y la Convivencia (PIECC).

Justamente el 18 de diciembre de 2015 la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) exaltó como apuesta innovadora y un hito mundial los programas estratégicos de la Educación para la Ciudadanía y la Convivencia, los cuales fueron catalogados como una apuesta integral que entiende la calidad educativa más allá de las dimensiones cognitivas. “Esta es una política coherente en la definición de la calidad de la educación y en la evaluación de esta con una propuesta holística e integrada”, aseguró Saadia Sánchez Vegas, directora de la Oficina de UNESCO en Quito y Representante para Bolivia, Colombia, Ecuador y Venezuela.

Para la Secretaría de Educación del Distrito la trascendencia de esta política pública educativa apunta hacia la construcción de paz, pues la construcción de paz implica la generación de condiciones de vida que permitan unos niveles de convivencia en la cotidianidad, tarea que han venido adelantando las comunidades en el contexto de la Educación para la Ciudadanía y la Convivencia.