Novedades

Estas instancias de participación fortalecen el diálogo interlocal y distrital en torno a la calidad educativa, pues en ellas se discuten las diferentes problemáticas del distrito y, al mismo tiempo, se proponen soluciones.


Las mesas de participación nacieron porque los diferentes estamentos tenían la necesidad de conformar espacios de diálogo y trabajo, donde cada uno se sintiera escuchado por las demás instancias; estas mesas se han venido fortaleciendo mediante la participación continua y comprometida de la comunidad.

Las mesas de participación locales y distritales, además de los consejos consultivos, se conforman después de elegidos los gobiernos escolares, mediante el voto popular; es así como se eligen varios representantes de los estamentos de la comunidad educativa que conforman mesas así: rectores, coordinadores, docentes, estudiantes, orientadores, egresados, administrativos, madres y padres y el sector productivo. Las mesas locales, al igual que las distritales, se reúnen una vez al mes.  

Las mesas estamentales son un  escenario de formación, deliberación y concertación; el punto más importante es la identidad como estamento, en cada una se construyen propuestas para la comunidad en participación ciudadana, diálogo social, movilización y democracia que permiten apoyar los procesos y gestionar acciones para mejorar la calidad de la educación, promover y motivar el trabajo conjunto dentro y fuera de las instituciones educativas, así como consolidar procesos y actividades que visibilicen las buenas prácticas educativas.

Estos espacios –en los que se permite a las y los ciudadanos ser escuchados y visibilizar sus propuestas y trabajos comunitarios– deben avanzar en el reconocimiento de la educación pública como el mecanismo apropiado para mejorar las oportunidades de los di­ferentes sectores sociales y alcanzar la equidad social.